Ya os he hablado de Bulat Okudzava alguna vez. Georgiano, afincado en Moscú desde niño. De padres comunistas -aunque represaliados por Stalin, como millones de comunistas más dentro y fuera de Rusia-, él georgiano y ella armenia, hablaba perfectamente el ruso debido al empeño de su madre porque el pequeño Bulat aprendiera “la lengua de Lenin”, según llamaba ella misma al ruso.
Yo reparé en él por eso, precisamente, por lo bien y limpiamente que pronuncia el ruso, cosa que es muy difícil de encontrar, ya que los rusos suelen hablar muy bajito y muy deprisa. Escuchar sus canciones me sirve mucho en mis estudios de ruso, porque se le entiende perfectamente. Y a fuerza de escucharle, pues me ha acabado gustando bastante. En muchas cosas me recuerda a Labordeta. Es menos directamente político y más críptico, pero extremadamente crítico y hasta las melodías que componía se parecen a las de nuestro querido cantautor aragonés. Esta misma que les traigo hoy, me lo recuerda…

Hoy les traigo aquí una canción que escuché ayer por primera vez. La encontré por casualidad en YouTube y la entendí bastante rápidamente. La canción se llama Imperio Romano y habla -sin nombrarla, de la decadencia soviética. Está escrita en 1979, creo, al menos el video es de esa fecha, y la canción no debe ser muy anterior. Pero lo sorprendente es que si les quitamos las imágenes que acompañan al vídeo, nos vamos a encontrar con que la canción nos habla de lo que estamos viviendo hoy, casi con transparencia absoluta. Es increíble cómo un ciudadano soviético que murió en 1997 pudo escribir en 1979 una canción que habla, casi literalmente de la crisis política, económica y de valores que sufre hoy la decacente sociedad europea. Aquí se las dejo…

Como siempre, soy un traductor amateur y mis conocimeintos de ruso son limitados. Así que creen que hay errores, me lo dicen en los comentarios.

Римская империя

Римская империя времени упадка
сохраняла видимость твердого порядка:
Цезарь был на месте, соратники рядом,
жизнь была прекрасна, судя по докладам.
А критики скажут, что слово “соратник” – не римская деталь,
что эта ошибка всю песенку смысла лишает…
Может быть, может быть, может и не римская – не жаль,
мне это совсем не мешает,
а даже меня возвышает.

Римляне империи времени упадка
ели что придется, напивались гадко,
а с похмелья каждый на рассол был падок –
видимо, не знали, что у них упадок.
А критики скажут, что слово “рассол”, мол, не римская деталь,
что эта ошибка всю песенку смысла лишает…
Может быть, может быть, может и не римская – не жаль,
мне это совсем не мешает, а даже меня возвышает.

Юношам империи времени упадка
снились постоянно то скатка, то схватка:
то они – в атаке, то они – в окопе,
то вдруг – на Памире, а то вдруг – в Европе.
А критики скажут, что “скатка”, представьте, не римская деталь,
что эта ошибка, представьте, всю песенку смысла лишает…
Может быть, может быть, может и не римская – не жаль,
мне это совсем не мешает,
а даже меня возвышает.

Римлянкам империи времени упадка,
только им, красавицам, доставалось сладко –
все пути открыты перед ихним взором:
хочешь – на работу, а хочешь – на форум.

А критики хором: “Ах, “форум”, ах, “форум” – вот римская деталь!
Одно лишь словечко – а песенку как украшает!
Может быть, может быть, может и римская – а жаль…
Мне это немного мешает и замысел мой разрушает.

El Imperio Romano

En tiempos de decadencia, el imperio romano
conservaba la apariencia de un orden duro:
el Cesar en su puesto, cona sus conmilitones
y la vida era hermosa, a juzgar por los informes.
Pero los críticos dirán que la palabra “conmilitón” no es un detalle romano,
que este error quita sentido a toda la cancioncita…
Puede ser, puede ser, y puede no ser romano, no me apena,
no me confunde en absoluto,
e incluso me anima.

En tiempos de decadencia, los romanos del imperio
comían lo que fuera, se emborrachaban vilmente,
y eran propensos a quitarse la resaca con salmuera.
Por lo visto no sabían que estaban en decadencia
pero los críticos dirán que la palabra “salmuera”, dicen, no es un detalle romano
que este error quita sentido a toda la cancioncita…
Puede ser, puede ser, y puede no ser romano, no me apena,
no me confunde en absoluto,
e incluso me anima.

A los jóvenes del imperio, en tiempos de decadencia
se les niega igual el capote que la lucha:
ahora al ataque, ahora a las trincheras,
tan pronto a Pamir, como a Europa
Pero los críticos dirán que la palabra “capote”, prestad atención, no es un detalle romano
Que este error, atención, quita sentido a toda la cancioncita…
Puede ser, puede ser, y puede no ser romano, no me apena,
no me confunde en absoluto,
e incluso me anima.

A las romanas del imperio, en tiempos de decadencia,
solo a ellas, a las bellezas, se las reñía con dulzura
y todos los caminos estaban abiertos ante su mirada:
Si quieres, vas a trabajar, o si quieres, vas al foro.

Y los críticos, a coro: “Ah, foro, ah, foro, he aquí un detalle romano”,
una sola palabrita, pero cómo adorna la cancioncita.
Puede ser, puede ser y puede ser romana, pero me apena…
me confunde un poco y desbarata mi intención.

También te gustará...

Tagged with →