Los estudios de animación soviéticos SoyuzMultifilm, que nada tenían que envidiar a los de Walt Disney, salvo el ánimo de adoctrinar a los pobres niños occidentales que crecimos con sus valores reaccionarisos y amorales, produjeron en 1969 una película musical basada en el cuento de los Hermanos Grimm “Los músicos de Bremen”, que narraba la peripecia de un peculiar quinteto musical ambulante compuesto por un burro, un perro, un gato un gallo y un trovador.

Todas las voces del conjunto -salvo la del burro, que es Anatoly Gorokhov- eran en realidad las del cantante Oleg Anofriyev, del que os hablaré en próximos días, porque he localizado una canción suya bastante interesante. Os dejo “La canción de los amigos” que sirve de presentación de la película, que pueden ver completa en el video junto a estas líneas. Dura apenas 21 minutos.

Песенка друзей

Ничего на свете лучше нету,
Чем бродить друзьям по белу свету.
Тем, кто дружен, не страшны тревоги,
Нам любые дороги дороги,
Нам любые дороги дороги.

Мы своё призванье не забудем –
Смех и радость мы приносим людям.
Нам дворцов заманчивые своды
Не заменят никогда свободы,
Не заменят никогда свободы.

Наш ковёр – цветочная поляна,
Наши стены – сосны-великаны.
Наша крыша – небо голубое,
Наше счастье – жить такой судьбою,
Наше счастье – жить такой судьбою.

La canción de los amigos

Nada en el mundo es mejor
que deambular por ahí con los amigos.
En la amistad no hay miedo ni amenaza:
podremos ir por cualquier camino
por cualquier camino…

No olvidaremos nuestra misión:
llevar a la gente la risa y la alegría.
Ningún palacio de magníficas bóvedas
reemplazará nunca nuestra libertad,
reemplazará nunca nuestra libertad.

Nuestra alfombra es un prado florido,
nuestras paredes, pinos gigantes,
nuestro tejado, el cielo azul,
nuestra felicidad, vivir este destino,
nuestra felicidad, vivir este destino.

También te gustará...

Tagged with →