francois_villonFrançois Villon fue un poeta francés al que se considera precursor de la poesía maldita. Acusado de asesinato y perdonado, encarcelado por robo y liberado por una visita del rey a prisión, años mas tarde es condenado a muerte, aunque se le conmuta la pena por 10 años de destierro de parís. En 1463, cuando tiene 32 años de edad, se pierde su rastro…  Su intensa vida delictiva, le permitió escribir algunos poemas que han pasado a la historia de la literatura -la Balada de los ahorcados es la más conocida- y llamaron la atención de Bulat Okudzhava, que compuso esta maravillosa canción. Como siempre, la traducción puede tener errores o imprecisiones. Pueden hacer correcciones o sugerencias en los comentarios. He consultado la Wikipedia para saber quién era el menda este de François Villon.

Молитва Франсуа Вийона

Пока Земля еще вертится,
пока еще ярок свет,
Господи, дай же Ты каждому,
чего у него нет,
Умному дай голову,
трусливому дай коня,
Дай счастливому денег…
 И не забудь про меня.

Пока Земля еще вертится,
Господи, – Твоя власть! –
Дай рвущемуся к власти
навластвоваться власть,
Дай передышку щедрому
хоть до исхода дня.
Каину дай раскаянье…
И не забудь про меня.

Я знаю: Ты все умеешь,
Я верую в мудрость Твою,
Как верит солдат убитый,
что он проживает в раю,
Как верит каждое ухо
тихим речам Твоим,
Как веруем и мы сами,
не ведая, что творим!

Господи, мой Боже,
зеленоглазый мой,
Пока Земля еще вертится,
И это ей странно самой,
Пока еще хватает
времени и огня,
Дай же Ты всем понемногу…
И не забудь про меня.

La Oración de François Villon

Mientras la tierra aún gire,
mientras aún haya luz clara,
Señor, dale a cada cual
aquello que no tiene:
Al sabio dale cabeza,
al cobarde dale caballos,
dale dinero al feliz…
y no te olvides de mí.

Mientras la tierra aún gire
¡Señor, es tu poder!
Que se harte de gobernar
el que quiere poder,
dale descanso al generoso
hasta el final del día,
a Caín dale arrepentimiento..
y no te olvides de mí.

Sé que todo lo sabes.
Creo en tu sabiduría,
como cree el soldado muerto
que vivirá en el paraíso,
como cree cada oreja
en tu discurso silencioso
como entendemos nosotros mismos,
sin verlo, lo que hacemos.

Señor, mi Dios
de ojos verdes,
mientras la tierra aún gira
sin entenderlo ella misma
mientras aún sobren  
tiempo y fuego
danos a todos un poco…
y no te olvides de mí.

También te gustará...

Tagged with →