Si hay algo que tengo claro es que los letristas de música rusa tienen dos objetivos en la vida: uno, escribir sus canciones, y dos, volverme loco. Es una conjura. Y es que no saben ustedes lo complicado que es encontrar la versión adecuada de cada canción, porque casi de cada una de ellas hay varias decenas de letras. Ni siquiera para escribir el himno soviético se pusieron de acuerdo, y hay múltiples variaciones, como pueden comprobar navegando por esta misma web.

Pues bien, hoy les traigo aquí una canción que me parece maravillosa, en especial la interpretación de Sara y Dimitri Pietsov, que es la que he elegido. Esta canción, omnipresente en las celebraciones del 9 de mayo y muy conocida durante la época soviética como Marcha Slavianka, en realidad es anterior, ya que se escribió para la primera guerra de los Balcanes, en 1912. Desde entonces se ha usado como canción de guerra, con diferentes letras.

Y no sólo como canción de Guerra: en 1955 al jefe de estación de Simferopol se le ocurrió ponerla por la megafonía cada vez que partía un tren, y desde entonces, muchas estaciones de tren soviéticas lo convirtieron en una tradición que aún hoy no es difícil encontrar. La letra que les traigo es la más extendida hoy en día y la que escribió Vladimir Lazarev. Hay al menos dos anteriores: la de 1912, que llegó a ser himno de algunos ejércitos blancos durante la guerra civil rusa, y la soviética, muy divertida y posterior a la Segunda Guerra Mundial, que ya les traduciré.

Ya saben, si tienen alguna corrección que hacer, será bienvenida..

Прощание славянки

Наступает минута прощания,
Ты глядишь мне тревожно в глаза,
И ловлю я родное дыхание,
А вдали уже дышит гроза.
Дрогнул воздух, туманный и синий,
И тревога коснулась висков,
И зовет нас на подвиг Россия,
Веет ветром от шага полков.

Прощай, отчий край,
Ты нас вспоминай,
Прощай, милый взгляд,
Прости-прощай, прости-прощай…
Прощай, отчий край,
Ты нас вспоминай,
Прощай, милый взгляд,
Не все из нас придут назад…

Летят, летят года,
Уходят во мглу поезда,
А в них – солдаты.
И в небе темном
Горит солдатская звезда.
А в них – солдаты,
И в небе темном
Горит солдатская звезда.

Лес да степь, да в степи полустанки.
Свет вечерней и новой зари –
Не забудь же прощанье Славянки,
Сокровенно в душе повтори!

Прощай, отчий край,
Ты нас вспоминай,
Прощай, милый взгляд,
Прости-прощай, прости-прощай…
Прощай, отчий край,
Ты нас вспоминай,
Прощай, милый взгляд,
Не все из нас придут назад…

El adios de la eslava

Se nos echa encima el momento de las despedida,
me miras a los ojos con zozobra,
y siento tu respiración profunda,
pero a lo lejos, ya ruge la tormenta.
Se ha helado el aire, nublado y azul,
y la angustia nos toca la sien,
nos llama Rusia a la gesta,
y sopla el aire al paso de los regimientos.

Adiós, hogar paterno,
recuérdanos,
adiós, rostros familiares,
perdón y adiós, perdón y adiós…
Adiós, hogar paterno,
recuérdanos,
adiós, rostros familiares,
no todos regresarán…

Y pasa el tiempo, pasa,
se van los trenes hacia la neblina,
y en ellos, los soldados.
Y en el oscuro firmamento
arde la estrella de los soldados
Y en ellos, los soldados.
Y en el oscuro firmamento
arde la estrella de los soldados

El bosque y la estepa, y las estepas el apeadero.
En la luz de la noche y del nuevo amanecer,
no olvidéis la despedida de la mujer eslava,
Repítelo en secreto en el alma….

Adiós, hogar paterno,
recuérdanos,
adiós, rostros familiares,
perdón y adiós, perdón y adiós…
Adiós, hogar paterno,
recuérdanos,
adiós, rostros familiares,
no todos regresarán…

También te gustará...