Cuando empecé a estudiar ruso la segunda vez, que ya se podía trastear por internet y encontrar cosas, no como la primera vez, que sólo podía escuchar a Gorbachov en el telediario, me puse a buscar canciones que metí en un reproductor y escuchaba compulsivamente mientras paseaba con mis perros.

Casi todas eran canciones infantiles, porque, por alguna razón que se me escapa, las canciones infantiles tienen una pronunciación más clara y limpia. Esta era una de esas canciones que conseguí. No la entendía, pero casi me la sabía de memoria de tanto escucharla. Se trata de un curioso himno que llama a la rebelión pacifista para dejar un mundo mejor a nuestros niños y niñas que fue bastante popular en aquel país en el que se comían a los niños, y que les dejo aquí para que escuchen.

No les pongo reproductor con mp3 porque todo lo que he encontrado es muy cursi y sobreactuado. La interpretación del video, de algún programa de la televisión soviética, me parece estupenda, auqnue la calidad del sonido y de la imagen no sean las mejores…

Пусть всегда будет солнце

Солнечный круг,
Небо вокруг –
Это рисунок мальчишки.
Нарисовал он на листке
И подписал в уголке:

Пусть всегда будет солнце,
Пусть всегда будет небо,
Пусть всегда будет мама,
Пусть всегда буду я.

Пусть всегда будет солнце,
Пусть всегда будет небо,
Пусть всегда будет мама,
Пусть всегда буду я.

Тише, солдат,
Слышишь, солдат,-
Люди пугаются взрывов.
Тысячи глаз
В небо глядят,
Губы упрямо твердят:

Пусть всегда будет солнце,
Пусть всегда будет небо,
Пусть всегда будет мама,
Пусть всегда буду я.

Пусть всегда будет солнце,
Пусть всегда будет небо,
Пусть всегда будет мама,
Пусть всегда буду я.

Против беды,
Против войны
Встанем за наших мальчишек.
Солнце – навек! Счастье – навек!-
Так повелел человек.

Пусть всегда будет солнце,
Пусть всегда будет небо,
Пусть всегда будет мама,
Пусть всегда буду я.

Пусть всегда будет солнце,
Пусть всегда будет небо,
Пусть всегда будет мама,
Пусть всегда буду я.

Que siempre haya sol

Esfera solar,
el cielo alrededor
Este es el dibujo del niño.
Lo dibujo en la hoja
y anotó en una esquina:

Que siempre haya sol,
que siempre haya cielo,
que siempre esté mama
que siempre esté yo.

Que siempre haya sol,
que siempre haya cielo,
que siempre esté mama
que siempre esté yo.

Silencio, soldado,
escucha soldado,
la gente se asusta de las explosiones
Miles de ojos
miran al cielo,
los labios repiten obstinadamente:

Que siempre haya sol,
que siempre haya cielo,
que siempre esté mama
que siempre esté yo.

Que siempre haya sol,
que siempre haya cielo,
que siempre esté mama
que siempre esté yo.

Contra la pena
contra la guerra
levantémonos por nuestros niños
¡Sol para siempre! ¡Felicidad para siempre!
Así venció el hombre.

Que siempre haya sol,
que siempre haya cielo,
que siempre esté mama
que siempre esté yo.

Que siempre haya sol,
que siempre haya cielo,
que siempre esté mama
que siempre esté yo.

También te gustará...