Hoy es lunes: nada como empezar la semana con una canción alegre y optimista para levantar el ánimo, así que aquí os la traigo. Además, como ocurre con muchas de las canciones que podéis encontrar aquí, seguro que la conocéis. El soldado, desde el frente recuerda a su compañera y le dedica estas sentidas y alegres palabras… La canción forma parte de la película “Dos Guerras”. La música es de Nikita Bogoslovski y la letra de Vladimir Agatov. La canción fue muy popular durante la época soviética y aún hoy es una canción muy escuchada. Si te interesa saber más sobre esta canción, puedes informarte en este post de Rusizate.

NOTA: Los versos son tan largos que me impiden mantener la alineación de las estrofas.

Тёмная ночь

Темная ночь, только пули свистят по степи,
Только ветер гудит в проводах, тускло звезды мерцают.
В темную ночь ты, любимая, знаю, не спишь,
И у детской кроватки тайком ты слезу утираешь.

Как я люблю глубину твоих ласковых глаз,
Как я хочу к ним прижаться сейчас губами!
Темная ночь разделяет, любимая, нас,
И тревожная, черная степь пролегла между нами.

Верю в тебя, в дорогую подругу мою,
Эта вера от пули меня темной ночью хранила…
Радостно мне, я спокоен в смертельном бою,
Знаю встретишь с любовью меня, что б со мной ни случилось.

Смерть не страшна, с ней встречались не раз мы в степи.
Вот и сейчас надо мною она кружится.
Ты меня ждешь и у детской кроватки не спишь,
И поэтому знаю: со мной ничего не случится!

La noche oscura

En la noche oscura, sólo las balas silban por la estepa,
sólo el viento agita la alambrada, y brillan las estrellas en lo oscuro.
En esta noche oscura, sé, querida, que no duermes
y que derramas lágrimas a escondidas junto a la cunita del niño.

Cómo adoro la profundad de tus ojos amorosos,
cómo quiero acurrucarme ahora en ellos con mis labios.
La noche oscura nos separa, querida,
y la angustiosa y negra estepa se extiende entre nosotros.

Confío en tí, en mi querida amiga,
y esta confianza me guarda de las balas en la noche oscura…
Afortunadamente, estoy sereno en el combate mortal,
sé que encontrarás mi amor a pesar de que lo que me ocurra.

La muerte no es terrible, la hemos visto muchas veces en la estepa,
y ahora está dando vueltas a mi alrededor.
Tú me esperas y, junto a la cunita del niño, no duermes
y por eso lo sé: ¡nada me ocurrirá!

También te gustará...

Tagged with →